El Enemigo Interior

Sesión 6

Muerte en el Reik (I)

A Albrecht y Dieter se une Klara y tienen dos encuentros con distintos tipos de enanos.

Tras una recomendación de Frederick, deciden visitar a un Magister de los Colegios de la Magia en Delbertz, un tal Hieronimous Blitzen ya que no confían en ninguna autoridad para denunciar los hechos (ni creen que les tomen muy en serio).

Este les recibe encantados y les ofrece su ayuda personificada en su aprendiza, Klara. También les da una serie de pistas acerca de la persona que escribio la carta que les entregó Friedrich Magirius antes de morir… una tal Etelka Herzen.

A cambio de toda la parafernalia mágica y libros arcanos que tenían (tomados de la residencia de Teugen y del templo subterraneo) les entregó un Anillo enano de sus días como aventurero.

Tras esto conocieron a los primos del difunto Gotti Gurnisson, dos enanos artesanos que trabajaban en la construcción de uno de las torres de señales del Emperador. Por una suma nada despreciable aceptaron guardar el lugar y desentrañar el misterio que estaba saboteando la obra, tras ser contratados por Aynllus Isembard, el arquitecto encargado de la obra.

Torre de Señales

La torre resulto estar asentada sobre un antiguo observatorio y que conservaba un subterráneo secreto plagado de criaturas sobrenaturales. Un grupo de no muertos.

Tras ser sorprendidos mientras montaban guardia esa noche en la cámara de señales tuvieron que enfrentarse a una horrible criatura con garras y colmillos.

Aparte de unas ropas andrajosas con tantos años como moho esta llevaba encima un curioso cilindro con sección de estrella de cinco puntas. Este cilindro abría una trampilla que bajaba a una cámara aparentemente sin salidas y un tunel en el exterior que que daba a más salas abarrotadas de cadáveres andantes.

En su primer combate real con un ser sobrenatural, Klara casi pierde la vida, pero al final derrotaron a los no muertos. Estas portaban cinco cilindros similares a los de la primera criatura pero con sección de estrella de cuatro puntas.

Sin embargo hallaron algunos cosas interesantes, el antiguo ocupante tenía un par de textos mágicos menores, un enorme tomo que llevo a Klara mas de una semana leer, una biblioteca variada (2000 puntos de carga, que vendieron), un cayado y algunos textos. Estos databan el lugar como de hace unos 200 o 300 años y mencionaban a un algunos lo que parecía ser unos textos astronómicos.

Tras su paso por Kemperbad para hacer algunos negocios (mayormente por Dieter y se detallaron más tarde) y descansar, enfilaron hacia Grissenwald.

Kemperbad

Allí descubrieron que la tal Etelka Herzen vivía en una mansión a algunos kilómetros. También trataron con los enanos locales, una panda nada recomendable y agresiva pero que tras unas rondas de alcohol gratis se comportaba mucho más suave.

Comments

fmunoz

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.