El Enemigo Interior

Sesión 5

Sombras sobre Bögenhafen (III) y La bestia del Bogën (I)

Nuestro grupo de aventureros emprende la huida por el río Bogüen hacia Altdorf y más allá.

Entretenerse en el río y la Bestia del Bögen

Al final deciden huir de la ciudad por río, en el barco de su amigo Joseph.
Tras dos días de viaje encuentran, primero un cadáver flotando en río y luego un barco abandonado.

Mutant boat attack

Tras despachar a las horribles criaturas, se encuentran en la bodega una superviviente del ataque, una buhonera strigani, una tal Renate.

Tras recibir los consejos de Joseph Quartjin hacen una reclamación para quedarse con la embarcación. Si en tres meses no aparecen herederos es suya.

En la próxima parada encuentra otro festival, el festival de la Inundación, dedicado al dios Bögen para que les proteja de esta. Allí son aclamados como los vencedores de la Bestia del Bögen, aunque luego aprenderán que hay otras versiones de como es la bestia y no coinciden con la criatura que derrotaron.

Un lio con unos contrabandistas orientales y unos pescadores que conocieron la noche anterior casi acaba con Dieter en la tumba, pero al final la justicia prevaleció.

Los jugadores descubrieron que los contrabandistas, que trabajaban para la Compañaia de Importaciones de Cathay, estaban esperando para embarcar una carga de cadáveres y unos cajones de esencias orientales que estaban como tapadera (que tras convencer a las autoridades locales, que sólo querían quitarse problemas, fueron cargados en el nuevo barco de los jugadores, 2000 puntos de carga).

Al final de todo esto reclutan a los dos pescadores, Frantz y Mannfried, como tripulación, ya que estos estaban deseosos de poner tierra de por medio.

River boat

Tras marcharse Mannfried les contó la historia como él, su padre y un Averlandes que trabajaba con ellos fueron atacados hace 10 años por un enorme pez de unos 10 pies de largo y con ojos saltónes. Al parecer las aguas alrededor de su pequeño bote de pesca se volvieron como alquitrán de repente y quedaron atrapados e indefensos. Luego la criatura se abalanzó sobre ellos y de un solo bocado partió a su padre a la mitad. Al final solo sobrevivió él.

Weissbruck y la Bestia del Bögen

En Weissbruck deciden visitar a la boticaria que conocieron en la , pero descubren que está en problemas.

Siguiendo su linea de ayudar a todos y un poco conmovidos por su sobrina, la rescatan.

En los días posteriores, mientras Albrecht esperaba una armadura de malla de encargo se topo con un revuelo. Al parecer un noblezuelo local acusaba a uno de los cartógrafos imperiales llamado Tomas Spanner de espiar a su hija con su catalejo.
Todo se solvento con un duelo a heridas honrosas que Albrecht perdio al ser desarmado por el campeón y guardaespaldas del ofendido padre… pero milagrosamente sin llegar a recibir el más mínimo rasguño grave.
Como el duelo lo habían perdido, al cartógrafo no le quedo más remedio que disculparse públicamente, pero como había habido un duelo de por medio el padre no podía pedir más compensaciones o castigos.

Tomas agradecido, les regaló un mapa detallado del Imperio (aunque no lo dijo tenía dudas sobre la ubicación de Bersburg) y les contó otra historia acerca de una criatura con tentáculos de metros de largo que atacó el barco donde viajaban. Por suerte para los pocos supervivientes, no era una nave fluvial sino marina, que venia desde Marienburgo y entre los viajeros estaba un clérigo de Mannan. Liderando a todos en una oración desesperada, apiñados en la proa, arrojó el símbolo de su dios a las aguas. De el lugar donde toco la superficie surgió un fulgor que se extendió por el río y los miembros de la criatura se volvieron a sumergir hasta desaparecer.

En los días posteriores Albrecht hizo su buenas migas con su oponente, antiguo militar retirado.

Tras hacer las compras necesarias, que incluyeron una nueva carga de lana para el barco, descansar y entrenar unos días, el barco partió de Weissbruck por el río en vez del canal, camino a Carroburg y luego Altdorf.

Comments

fmunoz

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.